lunes, 16 de agosto de 2010

Cómo escoger el peinado o tocado perfecto para la Novia


Cómo debe peinarse la Novia el día de su Boda?

A la hora de escoger el peinado que lucirás el día de tu boda es necesario que tengas en cuenta la fisonomía de tu rostro, el color de tu piel, las cualidades del cabello, el vestido de novia que usarás y los complementos elegidos (joyas, accesorios, bouquet, entre otros).

El cabello enmarca la cara y su color, forma, longitud, textura, etc. son cualidades que forman parte de tu personalidad. Un buen profesional o estilista debe estudiar en profundidad tu fisonomía, el color y largo de tu cabello, a objeto de que te proporcione todas las sugerencias y/o pequeños cambios o toques de color que el estima conveniente realizar para realzar tanto tu belleza como tu estilo personal para ese gran día.

Es igualmente conveniente que comentes con él la idea que tienes y que le cuentes cómo es tu vestido de novia, incluso llevándole una fotografía. Así, el lo unirá a tus características físicas y conseguirá las pistas necesarias para acertar con el resultado final.

No obstante, es recomendable realizar varias pruebas previas del peinado o tocado junto con el maquillaje. Además de que con ello te irás acostumbrando a los cambios o mejoras que te sugiera y que tu hayas previamente aceptado, podrás introducir pequeñas alternativas con las que te sientas realmente cómoda, para entre ambos encontrar el estilo que mejor se ajuste a tu personalidad, al vestido y a los complementos elegidos.

Sería deseable también que la última prueba de peinado la hicieras coincidir con la del vestido, ya que esto te ayudará a tener una visión completa del conjunto.

Ciertos trucos aplicados por los profesionales en el área son:
Un flequillo sobre la frente es la alternativa perfecta para acortar las facciones.

Son muy favorecedores los recogidos medios o medio altos para los rostros con la frente estrecha y la mandíbula ancha, ya que proporcionan una adecuada distribución de los volúmenes.

Los recogidos bajos y los semirrecogidos ayudan a corregir los cuellos muy largos y también las mandíbulas muy pronunciadas.

Alargan los volúmenes, afinan el rostro y estilizan las facciones, los recogidos altos y medio altos.

En un rostro triangular, los recogidos bajos con mucho volumen en el cuello y los semirrecogidos equilibran el resultado final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada